Día 7. Luoyang: las Cuevas de Longmen

16 03 2010

La llegada a Luoyang, después de nuestro primer viaje en tren, no fue todo lo acogedora que hubiéramos esperado. O, según como se mire, fue extremadamente acogedora. El día anterior, por mail, los responsables del hostel de Luoyang nos habían ofrecido un servicio gratuito de recogida en la estación. No teníamos ni idea de dónde encontrar a la persona de contacto ni de cómo íbamos a reconocerla, o de cómo iba a reconocernos ella, pero dedujimos que utilizarían un sistema semejante al de los aeropuertos (típico cartelito con tu nombre o con el nombre del hostel). La cosa no pintaba fácil, pero fue mucho peor de lo que esperábamos.

Cuevas de Longmen

Cuevas de Longmen

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios