17 días en China

3 08 2009

Ya llevamos aquí más de dos semanas. Eso quiere decir que sólo nos quedan 10 días por estas tierras. O, depende como se mire, aún nos quedan 10 días. Un viaje tan largo tiene sus momentos buenos y sus momentos no tan buenos. A menudo echamos de menos el hogar, a los amigos, a la familia, a la tortilla de patatas, a las bravas, a las terracitas y un largo etcétera de cosas que aquí no tenemos. Claro que allí no tenemos una Gran Muralla, ositos panda y otras grandezas que nos llevaremos de recuerdo. En fin, que estamos bien, pero como en casa en ninguna parte.

Aún no podemos hacer balance de lo que supondrá este viaje, pero ya hemos dejado atrás unas cuantas aventuras. El primer día, recién llegados a Beijing (Pekín), fuimos timados (mea culpa) por unas estudiantes chinas que nos llevaron a tomar un té de lujo. Y cuando digo de lujo me refiero al precio que pagamos por él. Es un timo muy frecuente en Beijing y lo curioso es que ¡ya estábamos advertidos! En nuestra guía de China hacían referencia a ello y también un cartel en nuestro hostel lo recordaba con letras grandes. En fin, las chicas se nos acercaron hablando inglés y muy amablemente se ofrecieron a tomar algo con nosotros. Yo no entendí que aquello fuera el timo y, de todos modos, las advertencias se referían sobre todo a estudiantes de arte que te enseñaban una galería y te hacían de guía para que luego les pagaras. Esta modalidad consiste en llevarte a una casa de té con la que están compinchadas para clavarte una factura de escándalo.

Afortunadamente, dentro de lo malo, reaccionamos lo mejor que pudimos y al ver la cuenta (mucho antes de verla, mientras nos daban té y agradable charla, ya sabíamos seguro que era un timo) dijimos que no teníamos más que 100 yuanes (unos 10€). La cuenta ascendía a 640 yuanes (64€) para nosotros y otros tantos para ellas (lógicamente, ellas no tenían más que hacer el numerito). Después de poner mil escusas y hacer ver que lo sentíamos mucho, acabaron por aceptar 170 yuanes y ellas pusieron el resto (o sea, nada). En fin, 6 tacitas de té nos salieron por 17€ pero podía haber sido mucho peor.

Con esta bienvenida os podéis imaginar que los primeros días no fueron del todo alegres. Salíamos a la calle con la sensación de que todo el mundo quería timarnos. Y lo cierto es que en el centro de Beijing y otros lugares turísticos, igual que en Barcelona supongo, siempre intentan colártela. Eso sí, ahora somos expertos en rechazarlo todo.

De Beijing, donde estuvimos 6 días, nos llevamos ese mediocre recuerdo pero también otros más alegres: la impresionante Gran Muralla, la majestuosa Ciudad Prohibida, el coqueto Templo del Cielo, el agradable Palacio de Verano (donde conocimos a una pareja de catalanes que también iban por libre), el regateo en el Mercado de la Perla

Desde entonces hemos pasado por Luoyang (donde vimos unas grutas que son Patrimonio de la Humanidad), Xian (con su archiconocido ejército de Guerreros de Terracota), Chengdu (con sus deliciosos ositos panda) y Guangzhou, más conocida en occidente como Cantón (una ciudad bajo la influencia de la vecina Hong Kong, donde hemos vuelto a ver pedacitos de nuestra cultura: rascacielos, árboles en las calles, tráfico controlado… y hasta ¡algún lugar para comer pizza!). Esta noche partimos hacia las cercanías de Guilin (ciudad incluida en todos los tours por China), concretamente a Yangshuo, donde esperamos ver un bonito paisaje y algunas actividades tradicionales como la pesca con cormoranes (unas aves que se lanzan a pescar al río para llevarles luego el pez a los pescadores… eso sí, obligadas por una cuerda que no les deja tragar). Por cierto, el viaje será en un bus con camas. ¿Cómo será eso?

Anuncios

Acciones

Information

10 responses

3 08 2009
Tris

MOOOOOLA!!!
Ha seguir bien majetes, yo me voy mañana de vacaciones, ya os llamaré cuando esteis de nuevo en nuestra maravillosa cultura occidental.

Besos y abrazos para todos (incluidas las estudiantes timadoras!)

Ciao nanos!

4 08 2009
fresnedo

Wei!

Ya te han vuelto a despedir del trabajo? Pues nada, pásalo bien por Burgos… porque vas a Burgos, ¿no? y reserva algún día por Barcelona para que te hagamos una larga y tediosa sesión de fotos y relatos.

Nos vemos!
Pruden & Lupe

4 08 2009
Chescu

Hola
Vaya viajecito eh, a disfrutar los dias que quedan y nada cuando esteis por BCN ya nos explicareis las aventurillas , ah y traer muchas fotos ehhhhh

Pd:hacerme un favor , hacer unas fotillos de la muralla china, mnnnn!! cada 10 metros de muralla una foto, jejej

venga a pasarlo biennn

4 08 2009
David

Qué grande los timos… Al final os quedareis con la intriga de si toda aquella persona que tenga un tono amable en la voz simplemente quiere vuestro dinero (este comentario es sólo para fardar que yo también he viajado lejos no hace mucho :P). Pasadlo bien y cuidaros!

Un abrazo.

4 08 2009
Tancha

Mi hijo adoptivo Tani se me ha ido al pueblo… estoy como una madre cuando su pequeño se independiza… aiiinsss 😦 Ahora el Grupo A si que esta más solo que nunca… nininnniiiii nininniiii (música melancólica de violines) Por aqui no hay ni diosssssssss!!!
Volved pronto que os pueda acunar a vosotros.
Por cierto, os he dicho ya que kiero algun regalito? Eso me levantaria el ánimo…. griii griiii grii

4 08 2009
Tancha

QUIERO UN GUERRERO DE TERRACoTA ROSAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!! ¬¬

10 08 2009
javier

Muy bueno tu nuevo blog.

13 08 2009
fresnedo

Hola Chescu, David, Tancha y cía. Cómo va todo por ahí? Nosotros ya hemos abandonado tierras chinas. Estamos ahora en el aeropuerto de Moscú esperando nuestro enlace a Amsterdam, donde estaremos un par de noches antes de volver a Barna. En fin, se acabó la gran aventura… la verdad es que tenemos ganas de llegar y volver a escuchar voces conocidas, ver la tele en castellano (o catalán), comer una tortilla de patatas… en fin, esas cosas que se echan de menos cuando estás tanto tiempo fuera. Aunque nos habíamos acostumbrado a la vida china, como en casa en ninguna parte!

Abrazos,
Lupe & Pruden

3 06 2010
Mamen

Por el contrario nosotros viajamos a china hace ya algún tiempo, y nuestra impresión hacia ese lugar fue sinceramente maravilloso, a parte de que nos llevamos lo más bonito de toda china concretamente de Guandong, a nuestra hija.
la gente me pareció hermetica pero una vez cojen confianza contigo muy amables, serviciales, correctos, ciudades bastante limpias, eso sí un cielo que como el de Valencia seguro que no.
Sobre el regateo es intrinseco dentro de su cultura y les haces un feo si no es asi, por muy pesado que se te haga.
Esperando volver pronto, un saludo.

4 06 2010
fresnedo

Hola Mamen,

Los primeros días que estuvimos en China conocimos a un matrimonio que también volvía con un nuevo integrante en la familia. Y ya tenían otra hija china. Fue un encuentro muy enriquecedor, la verdad.

En fin, cuando escribimos este relato aún no habíamos llegado a Yangshuo ni habíamos conocido a unas cuantas personas que cambiaron completamente el rumbo del viaje (en un sentido no literal). Echando la vista atrás, un año después, sólo tengo buenos recuerdos… incluso de los “malos momentos”.

Saludos y gracias por la aportación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: